Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

118puntos votar

A qué huele Virginia Woolf

Era un adolescente cuando aquel profesor de matemáticas al que apodábamos "el Boda" me despojó del segundo volumen de las obras completas de Edgar Allan Poe. Tendría yo unos quince años y un profesor que decía "boda la pizada" en lugar de "borra la pizarra" me cazó, en plena apoteosis neperiana, atrincherado al fondo de la clase leyendo El gato negro, un relato firmado por uno de los primeros escritores profesionales norteamericanos, huérfano, desheredado, pobre, viudo, alcohólico y supersticioso. En un colegio católico, esto suponía la inmediata expulsión de clase y, aún peor, el requisamiento del tomo, que quedaría custodiado por el jefe de estudios en su despacho hasta que mis padres fuesen a hablar con él. Tras varios días de exhaustivas inspecciones en los que comprobé que el despacho, con su puerta y sus ventanas enrejadas, era inexpugnable, y varias largas noches observando el vacío que aquel gran volumen había dejado en la biblioteca familiar, decidí reemplazar el ejemplar con dos obras de Baudelaire ...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Ayúdanos a hacer de Bitacoras.com un servicio mejor para todos. Lee nuestros consejos.

  • Ver perfil de luisa_santiaga

    #1 Luisa Santiaga

    Hace 4 años · @luisa_santiaga · Responder · Enviar mensaje

    Magnifico post!. Como cambian los tiempos, antes los profesores decomisaban libros "prohibidos" que leian los alumnos, ahora yo creo que un profesor ve a un alumno leyendo y llora de la emoción. Que ironias no?

¿Quieres realizar un comentario en esta anotación?

Para realizar un comentario deberás tener una cuenta en Bitacoras.com y validarte. Puedes registrar una nueva cuenta si no dispones de una o bien validarte en el sistema. Recuerda que puedes utilizar Facebook y Twitter para registrarte y validarte

facebook twitter