Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

7puntos votar

contenido Café de Flore: la emoción disuelta en atmósferas

El cine de Québec ha sido considerado, siempre, el hermano menor del cine canadiense. Si la cinematografía canadiense brilla ya con la presencia del subversivo David Cronenberg, creador de una nueva forma de representación de la vertiente más enfermiza de la sociedad, la parte francesa se ha caracterizado por una exigua producción, pues no en vano lucha contra una población, la estadounidense, no acostumbrada a ver películas en idiomas ajenos al inglés y, por tanto, no disponía de posibilidades de distribución. Aún así, surgieron nombres como el de Denys Arcand, que ha realizado un irónico díptico sobre las frustraciones de la clase media en un sistema de vida, el occidental, que mostraba su cercanía al colapso: se trata de Le Déclin de l´empire américain (El declive del imperio americano) y Les invasions barbares (Las invasiones bárbaras). Y en la última década, se ha producido un resurgimiento e incluso se habla del nuevo cine quebequés: entres sus directores, destacan sobre todo Denis Villeneuve (con su ma...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail