Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

7puntos votar

La estrella

No sabía qué era lo que  le pasaba, pero aquel no parecía ser su mundo.El mero hecho de “estar allí” era duro para ella. Veía como cada noche brillaban sus compañeras las demás estrellas en lo alto del cielo. Eran felices, saltaba a la vista. ¿Y ella? Tan infeliz, tan incómoda, tan fuera de lugar, apagada y sola…Decidió pedirle ayuda al Señor de la creación y una mañana se levantó muy temprano y arrastrándose como buenamente pudo se dirigió al lugar del encuentro.Al llegar expuso sus quejas, sus dudas, su situación… Y Dios, con infinita paciencia, escuchaba interrumpiendo de vez en cuando para hacerle algunas preguntas. Cuando por fin la charla llegó a un punto sin retorno,  El Señor, sacando una larga lista de la nada comenzó a buscar en ella a la triste estrella.-¡No me lo puedo creer!, exclamó. ¡Esto fue un error! Eres una estrella de mar, y allá, en lo más profundo del océano, es donde deberías estar.
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Ayúdanos a hacer de Bitacoras.com un servicio mejor para todos. Lee nuestros consejos.

¿Quieres realizar un comentario en esta anotación?

Para realizar un comentario deberás tener una cuenta en Bitacoras.com y validarte. Puedes registrar una nueva cuenta si no dispones de una o bien validarte en el sistema. Recuerda que puedes utilizar Facebook y Twitter para registrarte y validarte

facebook twitter