Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

31puntos votar

contenido Maribel / 32

A la mañana siguiente no tenía la ropa preparada, tuvo que buscársela en el armario y no sabía muy bien dónde estaba cada cosa, no vio el desayuno puesto y optó por irse, ya tomaría café al lado del trabajo. A la hora de comer la comida tampoco estaba preparada, sus hijas estaban en casa, ¿y la comida?, te la preparas tú si quieres. La mirada de odio de su padre no le hizo apartar la de la hija mayor ni un segundo. Tras ese cruce de miradas, con una voz firme que ni ella misma sabía de dónde salía le dijo, ya sabes lo fácil que es para ti entrar en la cárcel ahora, inténtalo siquiera y verás dónde vas. Joaquín calló y se fue a comer al bar, lleno de odio y sin entender muy bien las cosas, ¿qué les estaba pasando?, no lo entendía. Las hermanas, que habían intentado que su miedo atroz no se notara mientras estuviera allí su padre, cuando salió empezaron a abrazarse, se habían conjurado para que su reacción fuera una en cuanto hiciera la más mínima intención de levantar la mano: las cuatro se echarían sobre él, ...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail