Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

25puntos votar

De Valencia del Cid a la calle de Alcalá

Volvíamos de Valencia, después de un viaje estupendo en el AVE (Tren de Alta Velocidad), que en algunos tramos alcanzó una velocidad de 300 kilómetros por hora. Llovía cuando dejamos la ciudad. Por eso había tan poca gente en las calles, habitualmente luminosas y muy concurridas.Nuevos ornamentos de acero y cemento resumidos, según el modelo de De Stijl, no sabemos si muy adecuados para Valencia del Cid, circundan sus afueras    como una especie de muralla con esculturas cúbicas y estanques oblongos.También había llovido en Madrid. Al salir de la estación de Atocha, situada donde antaño se levantaba una de las puertas de Madrid, el asfalto húmedo, apenas alumbrado por el sol mortecino del atardecer, tenía un melancólico reflejo de plata antigua.Los viajeros recién llegados se aproximaban, arrastrando maletas cabineras con ruedas y ordenador portátil en mano a la hilera de taxis aparcados frente a la salida de la estación.Los últimos rayos del sol parecían desintegrarse en puntos de una luminosidad suficiente ...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Ayúdanos a hacer de Bitacoras.com un servicio mejor para todos. Lee nuestros consejos.