Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

0puntos votar

El Cairo: las pirámides y el turismo post-revolucionario

El Cairo es una ciudad monocroma. Todo es de color marrón, el mismo color marrón de la arena del desierto que la rodea y de la agobiante polución que, como las inundaciones bíblicas del Nilo, añade cada año una nueva capa de polvo a sus desvencijadas fachadas. Escribo este post desde El Cairo, la “Madre del Mundo”, como la llamaron desde la Antigüedad. La ciudad más grande de África, en la que, según los clásicos, el suelo era de oro, una hipérbole manifiestamente exagerada del cronista que poco tiene que ver con el estado calamitoso actual de las calles sin asfaltar y las aceras levantadas. Pero el encanto y la belleza de El Cairo radica precisamente en eso, en que es un caos organizado. Una ciudad vibrante, llena de energía, 16 millones de habitantes y nadie sabe cuantos millones de coches tratándo de abrirse paso por unos viales hechos a la medida de un zoco medieval. El Cairo es el ruido perpetuo de un claxon y el de la música estridente que sale de las barcazas y los restaurantes flotantes que surcan el ...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Ayúdanos a hacer de Bitacoras.com un servicio mejor para todos. Lee nuestros consejos.

Ningún usuario registrado ha votado aún.