Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

3puntos votar

El día en que evelyn mathei visitó villa grimaldi

 PABLO VARAS    Auschwitz es un nombre que duele, que hace doler a todos los tiempos. Y todo allí duele, los silencios, los murmullos, los mensajes que se van pasando uno a otro, pidiendo que les recuerde... acuérdate de mi nombre, dice una mujer que solía pasearse por el mercado de Varsovia los días martes con su bolsa de verduras. Rudolf Höss llegó el verano de 1941 y se quedó hasta 1943. Enviado por Himmler para poner un poco más de orden, había que preparar Auschwitz para proceder al exterminio de los judíos, y los otros. Mientras se encontraba en una prisión en Cracovia este oficial de las SS, escribió su autobiografía, donde podemos encontrar pasajes escalofriantes, llenos de mentiras y de muy baja calidad literaria, que provocan ganas de vomitar. Höss escribe, que a pesar de aquel cuadro donde la vida se codeaba con la muerte, él se sentía aliviado al saber que el Zyklon B, un combinado que contenía cianuro, y preparado especialmente para las cámaras de gas era muy higiénico y mataba bien. "Un breve gr...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail