Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

8puntos votar

In your face

(Advertencia: post no apto para gente sensible). Tengo por costumbre escribir sobre los procedimientos médicos menores a los que la Divina Providencia suele enfrentarme. Ya lo hice la vez que me volé los dientes de adelante, y en una que otra oportunidad en la que la espalda me pasó factura por tantas horas frente al monitor. Será que tengo alma de médico frustrado (de pedo que logré inscribirme en medicina, abandoné cuando vi que había que estudiar matemática y química a rabiar), será que la relación científica que tenemos con nuestra biología me resulta morbosa y fascinante. O que tengo -dependiendo del punto de vista- algo de suerte. Me quedé con la espina. Literalmente. En Semana Chanta me poseyó el espíritu del cocinero telúrico y me dediqué, entre gallos y medianoche, a preparar varios fuegos con los que mi familia le dio rienda suelta a la pasión gastronómica. Primero arranqué con un pollo al disco, seguido de un asado monumental y, finalmente, trabajé sobre el epílogo de un lechón lujurioso al horno c...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Ningún usuario ha añadido todavía esta anotación a sus favoritas.