Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

2puntos votar

Jartibles Anónimos

Echando la vista atrás, intentando averiguar cuándo nació en mí el gusanillo carnavalesco, mi memoria se remonta hasta el estribillo de los Guanaminos, una chirigota del Carapalo del año 1987. "Unki guanaká. Toma Guanamino -rezaba aquel-. Unki guanaká. ¡Qué buenos que están! Guana, a mi no ¿eh?"... Pues ya hace veinticuatro carnavales de eso... En casa nunca hubo un especial interés por las cosas de febrero. Sin embargo, yo no tardé en quedarme prendada de él como una tonta, tanto que pronto anduve bebiéndome todos los vientos, desde el levante hasta el poniente, por Momo y por todo su séquito de cuplés, tangos y pasodobles. En 1992 mi menda era ya toda una experta, aunque mi Carnaval sólo se limitaba al concurso. Por eso, aquel fue un año muy especial para mí, pues recibí mi bautismo de papelillos y viví por primera vez el carnaval más bonito desde adentro, desde la calle. Sin bien, hasta aquel instante mis carnavales fueron siempre bastante solitarios. La gente de la radio me traía hasta mi casa las coplas....
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail