Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

62puntos votar

La balacera

31 noches | 9/31 El poli me da una bolsa de hielo. Me la pongo en el ojo mientras él enciende la grabadora, abre su libreta y empieza a preguntar. “¿Nombre?” Periodista. “¿Profesión?” Periodista. Estoy en una de las comisarías del centro, son las seis de la mañana. Norberto está muerto y Alek ha tenido suerte, porque la bala sólo le rozó una oreja. Velasco me ha visto hace un rato, cuando entraba en la comisaría. Me ha dado un par de palmaditas en la espalda; qué cachondo. Tengo un ojo morado pero mi herida no es heroica. Estaba en la puerta cuando empezó todo, en primera línea. Me tiré al suelo, la gente empezó a gritar y una imbécil de la que sólo recuerdo su tacón me golpeó en plena estampida. –A ver, cuénteme qué paso. Durante un segundo estoy tentado de decirle la verdad. Que los mexicanos no tuvieron bastante con destrozar la Chamonix, que el puto pinche güey de Sinaloa ha decidido que Madrid es demasiado pequeño para que los colombianos respiren el mismo aire contaminado que él, que puede que me haya p...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail