Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

0puntos votar

La España de Teresa Calvache, la España de hoy

"La mayoría con ropa muy vieja, alpargatas rotas..., pero lo que más me gustaba era ver los piojos saltando de cabeza en cabeza y pegándose por la ropa, y a la gente acabando con ellos hincándoles las uñas allí mismo", recuerda en la posguerra Teresa Calvache la cola en la tienda de Luis del Bacalao cuando los vales de racionamiento. Regresaron las colas a Caravaca, ahora en Cáritas, junto a la iglesia de La Concepción; colas que ya no distinguen entre lugareños y extranjeros. A la niña Teresa le gustaba ver a los piojos saltar, y le molestó que le prohibieran (por su bien) acudir a la cola. Otro niño, Gil de Biedma, recordaba unos años antes, los de la Guerra, como los más felices de su vida. Extraños los niños, que encuentran la esperanza hasta en el horror. No sé en la del poeta catalán (de buena familia), pero en la España de Teresa Calvache se pasaba (no Teresa, cuya familia era propietaria de una panadería, pero escribe con deleite de las naranjas, los bocadillos de Alfonso o de Carricos, la prebe pican...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Ayúdanos a hacer de Bitacoras.com un servicio mejor para todos. Lee nuestros consejos.

Ningún usuario registrado ha votado aún.