Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

0puntos votar

Mi prima la monja

Aquella mañana de abril de 1968, mi madre y yo nos levantamos al alba para coger el autobús de línea. Por entonces, los escasos ochenta kilómetros de distancia hasta la ciudad suponían un madrugón, una noche en blanco, pendientes de que el despertador no fallara… y casi dos horas de autobús con olor a suciedad, a copas de aguardiente y cigarros malolientes, un frío horroroso y el cuerpo cortado para dos días. Habían operado de apendicitis a la hija de mi tía Adela, mi prima Aurora, e íbamos a verla y, de paso, a buscar el vestido de mi primera comunión. Como era habitual, mi madre les llevaba matanza del pueblo, fruta, manzanilla y azafrán del huerto, un conejo recién sacrificado, dulces caseros , y sobre todo, muchas horas de conversación en las que desgranar los chismes de todo lo que había pasado entre los escasos vecinos de nuestro olvidado rincón, tan atrasado y perdido. Yo quería mucho a mi tía Adela, la prima y amiga de mi madre, y sentía adoración por Aurora, una adolescente que ese mismo año iba a en...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Ayúdanos a hacer de Bitacoras.com un servicio mejor para todos. Lee nuestros consejos.

Ningún usuario registrado ha votado aún.