Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

7puntos votar

No habrá costas para los malvados que desisten

  Enemigo que huye, puente de plata. Esa es la regla que parece inspirar la regulación del desistimiento en los recursos contencioso-administrativos. Esto es, cuando el recurrente enfunda la espada del recurso y se retira, no será humillado con pagar las costas de la aventura.      En lo contencioso-administrativo cuando alguien desiste del recurso, bien en primera instancia, apelación o casación, la otra parte (que ha incurrido en lógicos gastos de personarse o estudiar el caso) suele reclamar la condena en costas a quien desiste y rehúsa el litigio.   Pues bien, un recientísimo Auto de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo aclara tan importante cuestión, poniendo fin a la dispersión de criterios al respecto.  1. En efecto, el  Auto de fecha 13 de Noviembre de 2012 (rec.4876/2011) dictado por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, incluye el razonamiento jurídico mas breve del mundo pero también mas elocuente: “ El artículo 74.4 de la Ley Jurisdiccional no  pre...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail