Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

91puntos votar

contenido No me compres, ¡quiéreme!

Cada vez más marcas centran su publicidad en la emoción. Compañías automovilísticas como Volkswagen, con anuncios brillantes en que ni siquiera se veía el coche, o por supuesto BMW, con este mítico ¿Te gusta conducir?, llevan años jugando a no mostrar el producto que anuncian. Prefieren hacernos viajar, soñar, reír… En esa línea de spots, me gustó este anuncio de la división de salud del gigante americano GE: En España también tenemos ejemplos de empresas que, como en este anuncio de Acciona o este de Iberdrola del que os hablé, dan un paso adelante en sus campañas. En lugar de mostrar las características o virtudes de un producto concreto, los gestores de esas marcas prefieren suscitar emociones en el espectador, tender con él lazos afectivos. Es una estrategia hacia el largo plazo y que busca hacerse un hueco mental en los consumidores, que nos movemos por simpatía en la compra de productos y servicios tan similares como la telefonía, el gas, la electricidad…o los seguros. Y para conseguir un espacio en nue...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

1 2 Siguiente