Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

98puntos votar

contenido Ofensiva mundial contra las bombas de racimo

Branislav Kapetanovic coloca su acreditación durante la Conferencia de Beirut. (Mónica G. Prieto) El dispositivo tenía la forma y el tamaño de una lata de refresco, pero Branislav Kapetanovic sabía que se trataba del artefacto menos apetecible que podía hallar. Por aquellas fechas, noviembre del año 2000, el soldado de 35 años había desactivado cientos de aquellas trampas mortales esparcidas por los aviones de la OTAN en su país natal, Serbia, con motivo de la campaña militar de Kosovo. Centenares de minas disfrazadas de botes de refrescos que solían atraer la atención de los críos, porque antes de aquellos bombardeos internacionales, en Serbia no se habían visto este tipo de trampas. Pero la experiencia de Branislav, desminador del Ejército serbio desde 1995, no le sirvió de nada aquella mañana que le tocó limpiar el aeropuerto de Dubinje, en Sjenica, al suroeste de su país. “Ni siquiera recuerdo haberlo tocado. Cuando explotó perdí las cuatro extremidades, mi audición quedó dañada y me quedé ciego durante v...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail