Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

2puntos votar

"Aun vuestra merced, menos mal, pues tuvo en sus manos aquella incomparable fermosura que ha dicho..."

"Mujer maltratada", imagen proyectada en la pared exterior del Centro "Victoriano Crémer",de Burgos, el 25 de noviembre de 2010. Maritornes también lo era. Comentario al capítulo 1,17 del Quijote, publicado en "La acequia", en la entrada del 4 de septiembre de 2008. Leo el capítulo 1, 17 y, en esta ocasión, no voy a esperar a que la pantalla del ordenador se agite, anunciando la presencia de un personaje secundario. La pastora Marcela y la hija del ventero ya me dieron su punto de vista. Esta última desapareció porque, según sus palabras, la moza Maritornes requería su presencia. No debe estar muy lejos, la llamo a gritos, tal y como lo harían en la venta. ¡ Maritoooorneeeeeees! ¿Estás ahí? Sí, aparece una ventana emergente. Ahí está, es una mujer pequeña, encorvada, tuerta, muy, muy fea. Debe estar algo picada, no le habrá gustado nada el que hablemos de sus trapicheos carnales. -Con Dios señora mía. No tenga cuidado, a mí no me molesta eso que vuestra merced dice, mis negocios carnales me permiten reunir un...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail