Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

80puntos votar

contenido Defensa de las notas al margen en los libros

No todos tienen la costumbre de hacer anotaciones en los libros. Algunos prefieren conservarlos tal y como se veían cuando llegaron a sus manos. Otros, en cambio, somos yonquis de rayar sus páginas: nos encanta registrar en ellas nuestros pequeños y pretendidos hallazgos, intentamos diálogos con nosotros mismos, con el autor, con otros lectores. Puede parecer una exageración. Lo es. Pero el hecho de tener un lápiz a la mano hace que la lectura sea más disfrutable. Aunque no anotemos nada: es un asunto de posibilidad. Mi nombre es Belinda y soy una rayadora compulsiva de libros. Es decir, de libros que me gustan. De la egolatría al bookcrossing, aquí algunos argumentos (tramposos, como casi todo) en defensa de las notas al margen en los libros. Rayar los libros es acariciar, golpear, acicalar y desmenuzar la conciencia a expensas de otros, de aquellos que tuvieron la intrepidez y la fortuna de protagonizar el acto desnudista oculto tras la publicación de un volumen. Oportunismo puro, complaciente. El hábito co...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail