Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

23puntos votar

María, novela (capítulo 20) de Jorge Isaacs

Capítulo XX Mi madre y Emma salieron al corredor a recibirme. Mi padre había montado para ir a visitar los trabajos. A poco rato se me llamó al comedor, y no tardé en acudir, porque allí esperaba encontrar a María; pero me engañé; y como le preguntase a mi madre por ella, me respondió: -Como esos señores vienen mañana, las muchachas están afanadas porque queden muy bien hechos unos dulces; creo que han acabado ya y que vendrán ahora. Iba a levantarme de la mesa cuando José, que subía del valle a la montaña arreando dos mulas cargadas de caña-brava, se paró en el altico desde el cual se divisaba el interior, y me gritó: -¡Buenas tardes! No puedo llegar, porque llevo una chúcara y se me hace noche. Ahí le dejo un recado con las niñas. Madrugue mucho mañana, porque la cosa está segura. -Bien -le contesté-; iré muy temprano; saludes a todos. -¡No se olvide de los balines! Y saludándome con el sombrero, continuó subiendo. Dirigíme a mi cuarto a preparar la escopeta, no tanto porque ella necesitase de limpieza cuan...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail