Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

48puntos votar

contenido Plomo en los bolsillos

Subo el Alpe D’Huez con la lengua arrastrada. En los auriculares canta Enrique Morente. No veo curvas ni rampas ni letras de ánimo escritas sobre el asfalto. Solo veo una recta interminable e empinada. No existen el paisaje ni los rostros de las personas ni las manos que se agitan. A la velocidad del agotamiento extremo solo distingo una paleta de pintor descolorida, goteante. Escucho voces sin palabras. Persigo a un fantasma encaramado en un bicecleta de cuatro ruedas, un tacataca. Al llegar a meta con los brazos rígidos, las piernas rígidas, la mirada rígida, un tipo me cubre con un manta de muerto, me da palmadas en la espalda rígida y me ofrece agua resucitadora de Lourdes. Me bajan de la bicicleta entre tres mecánicos. Soy una estatua ganadora. Me colocan a un lado mientras que los informadores me lanzan preguntas y fotos. Cuando abro la boca salen quejíos flamencos, como un morente duplicado. Antes de subir al podium me cambian de gorra y de gafas; también me ponen sonrisa. En lo alto me comen a besos. ...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail