Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

18puntos votar

contenido Seguí participando

Sin importar si tiene 15, 30, 80 o 150 años, uno está frito, jodido, complicado, en el momento en que deja de moverse, de estar activo. En todos los sentidos. En el sentido físico por ahí sea más notorio, pero cuando uno deja de mover la cabeza, es cuando más jodido se puso. Y no estoy hablando de vejez, sino peor: de estancamiento. De no mejorarse, de no avanzar, de no conocer cosas nuevas, aprender cosas nuevas, descubrir lugares, sabores, canciones, libros, películas, posts, reflexiones, pensamientos, ideas… En la mayoría de los procesos o los caminos para conseguir algo, la parte más difícil suele ser el principio. No porque el resto no cueste (que sí cuesta), sino porque una vez que uno se pone en ritmo, se mueve, y se motiva, el mismo sacrificio empieza a marchar más fácil sobre ruedas. La dificultad o la carga es la misma, pero el impulso es otro. Es como empujar un auto. Aunque el peso del auto siempre sea el mismo, el primer empujón es el que más cuesta. Después entre la inercia del movimiento y lo f...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail