Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

121puntos votar

Whatsapp y déficit de atención

Por fin tengo Whatsapp. La gente de Vodafone ha tenido a bien regalarme un teléfono inteligente, de inmensa pantalla con el que mensajearme gratuitamente con mi cuadrilla. Esa misma cuadrilla que me venía marginando de sus comunicaciones desde hace un año porque, decían, era un “amigo caro”, entendiendo por “caro” los 15 céntimos que les costaba enviarme un SMS. Una semana después de su adopción puedo constatar dos cosas: 1) gracias a mi condición de amigo barato he recuperado la comunicación con mis allegados y 2) mi capacidad de concentración ha mermado varios enteros, al mismo ritmo –imagino- que la de los que me rodean con su smartphone, que son/somos legión. Lo cotidiano nos acaba resultando normal, pero no deja de ser chocante que en un grupo de cinco personas, raro sea el momento en el que alguno de ellos, si no todos, están consultando el móvil, desde la última actualización de Facebook al casi venerable SMS, pasando por supuesto por el Whatsapp, el último gran distractor del momento presente. Una ami...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail