Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

19puntos votar

Poemas de Inmaculada Hernández Ortega

    Cuando nace el sol en mitad de la mañana las flores se marchitan y el campo queda        seco de nombres   Cuando tiembla              tu tierra cambia el aire  y se vuelve                tibio en medio de semillas y entretenidos pájaros   Pero cuando el  vientre             declina  por versos  y  rostros de hierro   no hay      huecos blandos      ni curiosidad                   en tu  quejido irreflexivo no hay               erizos         ni membranas en tus dedos y por si            pongo algo  derecho sofisticadamente          argumento      este episodio  y otro     de escaramuzas           Oiga, usted señor, estoy al borde del infarto   Ya no me llamo me recibo a mí misma   Cualquier puerta  me parece invisible  y sin embargo, choco contra ella ¿Sería tan amable, tan contradictorio, tan sádico,  tan apacible,  tan brutal, tan intolerante, tan mediocre, tan único e indivisible como para dejarme respirar? Por favor caballero, présteme su dedo, ¡Oh! ¡Qué imprudente!, su uña no, mejor ¿Me hace usted u...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Esta anotación no referencia a otras anotaciones almacenadas en nuestro sistema.