Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

1puntos votar

Una idea muy peregrina: esconder el Códice Calixtino

Corría el año 1589. Los corsarios ingleses, comandados por Francis Drake, asediaban la ciudad de A Coruña y arrasaban las localidades costeras que se ponían a su paso. El obispo de Santiago en aquellos días, Juan de Sanclemente, temiendo que los piratas llegaran hasta Compostela y saquearan la catedral ordenó esconder los supuestos restos del Apóstol Santiago. Pero los escondieron tan bien…¡que estuvieron casi 300 años desaparecidos! Los vetustos restos del santo más matamoros y más peregrino no reaparecieron hasta el 28 de enero de 1879, cuando el cardenal Payá y Rico decidió hacer unas obras de reforma en el altar mayor de la catedral y al perforar una bóveda los albañiles encontraron una urna con los restos de tres varones. Me viene a la memoria el suceso cuando leo con espanto que el Deán de la catedral de Compostela, tras el rocambolesco robo y recuperación del Codex Calixtinus -la primera guía de viajes conocida del Camino de Santiago- ha decidido guardarlo “en un espacio secreto que sólo conozcan dos o...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Esta anotación no referencia a otras anotaciones almacenadas en nuestro sistema.