Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

0puntos votar

Zonzo, Bonzo y la Dragona

Hace muchísimos años –pongámosle unos cuantos miles, año más, año menos– un huevo rodó del nido, se deslizó por la empinada pendiente de la montaña, esquivó un par de arbustos, rebotó en una saliente y terminó olvidado, casi para siempre, en una lóbrega y recóndita grieta de la ladera. Lo suficientemente lóbrega como para que el calor del sol no pudiera ayudar a incubarlo, y lo suficientemente recóndita como para que nadie pudiera encontrarlo nunca. O sea que ahí se quedó el huevo, escondido y a oscuras en un hueco al costado de la montaña, como les decía, casi para siempre. Porque como ya se habrán imaginado ustedes, si el huevo todavía siguiera ahí, esta historia seguramente se acabaría pronto. Después de todo, a un huevo oculto en una grieta no le puede pasar nada interesante. Así fue que unos cuantos miles de años más tarde, precisamente el sábado pasado alrededor del mediodía, justo en plena tormenta, el agujero donde estaba el huevo comenzó a inundarse. Y tanta lluvia se metió adentro, que el huevo empe...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Esta anotación no referencia a otras anotaciones almacenadas en nuestro sistema.