Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

16puntos votar

Sonrío para no llorar. "Siempre el mismo día" de David Nicholls.

Paseando en círculos, de mayor y menor diámetro, uno llega a la entrada de la ciudad de la edad de treinta años. Yo personalmente, estoy llamando a sus puertas, armada de cantimplora de líquidos antioxidantes, con maleta llena de ilusiones y planes de vida. El primer tarro del milagro anti-arrugas asoma desde el neceser. Las llaman las líneas de fatiga. Así suena mejor, más aceptable. Como cada domingo - sobremesa - con el amor del mejor novio y el cariño de gato, tan mimada, menuda yo - estallo en sollozos. Allí en la entrada en la nueva década me estiro, en vez de esperar que se abra la puerta, expirando la mantra personal  "déjame entrar" - la tonta de mí: voy y cojo una de las lecturas quasi románticas que aspiran a ser uno de los mejores libros del 2011. "Siempre el mismo día" de David Nicholls. No pude acertar mejor. Es un libro-viaje que habla de la relación entre dos personajes pintorescos y complejos, que habla de vidas paralelas destinadas a absorberse,  interpretadas por cada uno a su manera. Repre...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Ayúdanos a hacer de Bitacoras.com un servicio mejor para todos. Lee nuestros consejos.