Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

12puntos votar

Un caricaturista danés, visto por un cubano

Por Nelson Taylor Sol Mi encuentro con Kurt Westergaard fue una experiencia inolvidable. Fue un gran honor poder estrechar su mano y compartir más de tres horas con él. Pero para mí, exiliado cubano, representó mucho más que conocer a Westergaard. A través de él tuve la oportunidad de materializar una amistad con Dinamarca que tiene ya 6 años. Todo comenzó en las calles de Toronto, Canadá, con la “marcha por Dinamarca”. Transcurría el 2006 cuando, en ejercicio del más fundamental de los derechos, la libertad de expresión, se desató un verdadero infierno para este tranquilo país debido a una caricatura del profeta Mahoma. Mientras banderas y embajadas danesas eran incendiadas por turbas enardecidas y los productos rotulados con “hecho en Dinamarca” boicoteados, para mí y mis amigos de la Fundación Cubano Canadiense, permanecer en silencio era simplemente inaceptable. De repente, Dinamarca dejó de ser ese país escandinavo sin mayores exabruptos, más conocido por sus exorbitantes impuestos y el afamado autor Han...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail