Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

72puntos votar

contenido Un día en la ballena blanca de cemento

Planta séptima del Hotel Algarrobico (Mario Gómez) “Chicos, quedan cinco minutos”. Ricardo conoce el Cabo de Gata y conduce una de las furgonetas que lleva a los activistas de Greenpeace hasta dentro mismo del recinto del Hotel El Algarrobico. Se ponen el mono naranja en el coche entre bromas de última hora. Son las siete de la mañana, el sol aún no se ha asomado sobre el mar. Hay la luz suficiente para ver y la oscuridad suficiente para no ser visto. La entrada es rápida. “Es en esta curva”. Dos personas a pie abren camino a las furgonetas. Apenas 100 metros de recorrido y despliegue inmediato, cada uno sabe lo que tiene que hacer. Descargar, explorar, retaguardia. Hotel tomado.  No hay aplausos, ni emoción. Inmediatamente comienza el trabajo por grupos, que se alarga durante todo el día: nunca están todos juntos, siempre hay alguien que tiene algo que hacer y pide ayuda para hacerlo. El primer efecto colateral de la ‘operación Algarrobico’ afecta al agente de seguridad privada que lo custodia cada noche. E...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail