Crear cuenta / - Bitacoras.comAgregador → Enlace permanente ¬

0puntos votar

Una historia del arte.

A alguien se le tuvo que ocurrir hace miles de años juntar los sonidos p-i-e-s para formar la palabra pies. Ésta entró en circulación y desde entonces empezamos a ver pies por todas partes, cada vez más: los ajenos, los propios, incluso las cosas les salieron pies. Poco importa que no quede claro dónde acaba la pierna y empiezan los pies, si los hay que puedan ser pies y manos a la vez como en un mono, o si las alas de un pájaro se pueden considerar como pies y en realidad camina sobre sus manos, o si puede una página tener pie y no una puerta o una ventana. Si se tienen, son, están, parecen, existen o qué. Porque la imprecisa delimitación del concepto permite proyectar en el exterior un patrón lo suficientemente flexible como para permitir encajar en él toda una familia de cosas en virtud de sus más o menos semejantes formas, usos, funciones, etc. Imaginémonos la historia del que dio por primera vez con la palabra pies, días después tranquilamente sentado a la sombra de un gran árbol una hermosa mañana, cont...
tags
Continuar leyendo

Recomienda esta anotación por e-mail

Ayúdanos a hacer de Bitacoras.com un servicio mejor para todos. Lee nuestros consejos.

Ningún usuario registrado ha votado aún.